Historia

Todo comenzó con el reto de fabricar una silla de ruedas que ayudara a las mascotas a evitar la eutanasia, que en un momento determinado era la solución inmediata.

Esto nos impulso a investigar sobre algún artefacto que le ayudara a desplazarse y realizar funciones de carácter cotidiano, amortiguando su sufrimiento. Después de muchos intentos y varios fracasos logramos diseñar una silla que reunía las características que deseábamos.

En busca de hacer nuestras sillas más ligeras y durables, nos dimos a la tarea de buscar materiales durables y resistentes, los cuales hasta el día de hoy seguimos mejorando.

Nuestras sillas han salvado a muchas mascotas, dándoles calidad de vida y permitiéndoles ser independientes en varios aspectos y sobre todo, no lastimen ni ensucien su cuerpo con sus direcciones.

Imprimir